Cómo ser más decidido y determinado

No siempre resulta fácil tener determinación y ser decidido, y da igual de qué estemos hablando. No importa si hablamos de conseguir entrarle a esa chica o si hablamos de pedirle al jefe un aumento. Si crees que tienes que mejorar este punto, sigue leyendo, hoy te contamos cómo ser más decidido.

1. Apaláncate en tus puntos fuertes

Un error muy común es querer copiar lo que hacen los demás, cuando todos somos diferentes.

No intentes copiar. Analízate a ti mismo y descubre cuáles son tus puntos fuertes. Cuando los tengas claro, trata de apalancarte en ellos para conseguir tus objetivos.

Apalancarse quiere decir que te apoyes en ellos.

Si ves que eres bueno en algo y que puedes usar ese algo para lograr tu objetivo, es mucho más fácil que te atrevas a intentarlo que si estás pensando en que deberías utilizar algo en lo que no eres bueno para alcanzar tu objetivo.

En general, para todo en la vida, descubre tus puntos fuertes y aprovéchalos.

2. El esfuerzo gana al talento innato

Trabaja. Trabaja duro. Esfuérzate.

Muchas personas tienen un talento y lo fían todo a él. Pero lo cierto es que, si no trabajas tu talento, se va a quedar en algo muy mejorable.

En cambio, alguien que no tiene talento en algo puede esforzarse por mejorarlo y acabar superando al que sí tiene talento, pero no lo trabaja.

Por supuesto, mejor aún si trabajas tus talentos. Pero, a veces, eso no es suficiente.

Así que trabaja duro y mejora. Así obtendrás más habilidades en las que apalancarte y tendrás más recursos. Y eso, naturalmente, te hará ser más decidido.

3. Evita las distracciones

Sé consciente de las distracciones. Hay muchos obstáculos en el camino hacia tus objetivos.

Los amigos estarán dispuestos a invitarte a salir y eso puede dificultar tu avance. Deberías ser capaz de socializar según tus propios horarios y no los de los demás.

Distraerte en cosas poco importantes hará que te estanques y pierdas oportunidades.

Las distracciones pueden compararse con las malas hierbas en un huerto bien cultivado. Pueden provocar enfermedades e impedir que tus cultivos reciban los nutrientes que necesitan.

4. Limita tus opciones

Una técnica que funciona muy bien para ser más decidido es limitar las opciones.

Puede que te cueste estudiar, pero, si coges los libros, dejas el móvil en casa y te vas a un parque donde estás solo con tus libros, no te quedan más cojones que estudiar.

Limitar las opciones y las distracciones te permite mantener el foco y, aunque eso no es exactamente ser decidido, el resultado es el mismo. Te permite cumplir tus objetivos.

Con las chicas funciona igual. Tienes la opción de intentar ligar con esa chica o no intentarlo. Empieza a hablar con ella. Ya está, ya no tienes la opción de no intentar ligar. ¿Ves qué fácil?

5. Comprométete a fondo

El compromiso significa que creas un plan sólido que perfila la mejor manera de alcanzar tus objetivos y luego te ciñes a él sin desviarte.

Es bastante difícil, pero es necesario si quieres sobresalir en lo que haces. En lugar de correr cinco kilómetros, corre seis. En lugar de estudiar el tema que toca, estudia el que toca y el siguiente.

Toma la decisión de lograr tus objetivos, repítelo a diario y actúa en consecuencia. Tu vida debe girar en torno a lo que quieres.

6. Crear valores personales

Después de identificar los principios que guiarán tus esfuerzos, puedes identificar los valores personales que no vas a comprometer. Tus valores personales te darán la motivación para seguir con tu plan y alcanzar tu objetivo, incluso cuando parezca imposible.

Tener valores personales te permitirá evitar el miedo a que los demás te juzguen, que es una de las principales razones por la que muchos hombres no son más decididos.

Si ya has decidido que tus valores son el esfuerzo, la dedicación, la búsqueda de la verdad y de la belleza, la autosuperación, la exposición a riesgos, etc. ¿qué más da que haya quien se ría de eso o de cuando fracases intentándolo?

Tú sabrás que estás en el camino correcto, porque estás actuando en base a tus valores. ¿Qué importa lo que opinen los demás?

7. Adáptate, pero sin perder foco

Ser decidido no significa ser inflexible. A veces, nos equivocamos. Y seguir el plan que habíamos trazado y que está equivocado es una mala idea.

Sin embargo, rara vez deberían cambiar tus objetivos y tus valores. Puede pasar, pero es muy raro.

Por ello, trata de tener claros tus objetivos y tus valores y ten el foco puesto en ellos, pero da margen para que todo lo demás se reajuste. Sé capaz de adaptarte a las circunstancias, siempre teniendo claro cuáles son tus objetivos y valores.

De esta forma, podrás estar mejor adaptado a la situación en todo momento, y eso te ayudará a ser más decidido.

Es lógico: Si quieres conseguir un objetivo y estás siguiendo estrategias que no se ajustan a las circunstancias, es normal no estar tan decidido como si esas estrategias sí se adaptan a las circunstancias.

Por tanto, mantén el foco en la meta, pero sé flexible en el recorrido y en los métodos para llegar hasta ella.

8. Actúa. Ahora

Muchos hombres viven en su mente, y eso es un error. Debes tomar acción. Ahora.

Las ideas no valen nada. No te acercan a tu objetivo. Los actos, sí. Incluso los que salen mal.

9. No olvides la línea de meta

Mike Tyson tiene un famoso dicho: «Todo el mundo tiene planes hasta que le dan un puñetazo en la cara«. Cuando la realidad te golpea, debes enfrentarte a la situación. A la situación real, no a la que tenías en tu plan.

No es difícil darse cuenta de que habrá momentos en los que las cosas no salgan según lo previsto.

Estos son los momentos más importantes de tu vida, y las decisiones que tomes en ese momento tendrán un impacto durante el resto de tu vida.

Lo más importante en la vida es tu capacidad de resiliencia, y es lo que te convierte en una gran persona sin importar las circunstancias.

Recuerda que, a veces, la línea de meta está a sólo unos pasos.

Cuando la realidad te golpee, piensa en las glorias que obtendrás una vez alcances tu objetivo. Eso te ayudará a volver a levantarte.

10. Sé más valiente

Ya lo hemos comentado en algunos apartados anteriores: El miedo es uno de los mayores asesinos de la determinación.

Si quieres tener más determinación y ser más decidido, sin duda, necesitas ser más valiente.

El tema del miedo y de ser más valiente, no obstante, es lo suficientemente extenso como para tratarlo de forma específica. Por ello, te recomiendo que visites nuestra guía sobre cómo ser más valiente.

11. Gestiona el estrés

Si tienes que enfrentarte a algo que requiere determinación, eso significa que no es algo sencillo. Y, como no es algo sencillo, probablemente te genere estrés.

Pues bien, tienes que luchar contra ese estrés.

Hay personas que son capaces de ser decididas y tomar acción estando bajo situaciones de estrés, pero hay otras personas a las que el estrés las bloquea.

Si eres una de estas últimas personas, debes ser capaz de gestionar ese estrés. Nosotros tenemos una guía con consejos para disminuir el estrés.

Échale un vistazo y aprende a reducir tu estrés para, así, poder ser más decidido.

12. Mantente en forma y saludable

¿Cómo vas a ser determinado y decidido si eres y estás débil? No puedes ir a por lo que deseas si no tienes energía. Es lógico. En este sentido, tienes que mejorar lo siguiente:

  1. Haz deporte y mejora tu físico: Hay muchas razones para ponerse fit, y varias de ellas tienen que ver con estar más sano, tener más energía y ganar autoestima. El simple hecho de hacer deporte regularmente te hará ser más decidido.
  2. Duerme mejor: Descansar bien es fundamental para tener altos niveles de energía. Es lo básico sobre lo que se debe construir todo lo demás. Así que, si duermes mal y no descansas correctamente, visita nuestra guía sobre cómo dormir mejor.
  3. Aliméntate mejor: Una buena nutrición es fundamental para que no nos falte ningún nutriente en el organismo. Asegúrate de estar teniendo una dieta saludable y, en caso de que te falte algún nutriente, suplementarte correctamente.
  4. Aumenta tu testosterona: La testosterona es la hormona masculina por antonomasia, y tener unos altos niveles de ésta te hace ser más decidido, estar más sano y tener más energía. Por desgracia, en nuestras sociedades y en nuestros días, esta hormona suele estar bajo mínimos. Echa un vistazo a nuestra guía sobre cómo aumentar la testosterona naturalmente.

13. Céntrate en lo importante

Es increíble cómo posponer cosas que no son importantes puede ser realmente beneficioso.

Ignorar lo que no es importante y centrarte en lo que sí lo es puede ayudarte a superar los malos hábitos y las adicciones.

Cuando sabes que te estás centrando en lo importante, es mucho más fácil ser determinado, porque sabes que lo que estás persiguiendo es fundamental en tu vida y en tus planes de futuro.

Lógicamente, ponemos más esfuerzo y ganas en lo que consideramos importante que en lo que no.

Sin embargo, muchas veces, nos distraemos y no nos centramos en lo importante, sino en lo urgente.

Para aprender a centrarte más en lo importante que en lo urgente, te recomiendo visitar nuestro artículo sobre la Matriz de Decisión de Eisenhower.

14. Disfruta de aplazar la gratificación

Muchas veces, ser determinado implica mantenerse en el camino con el objetivo de lograr algo a futuro. Esto implica renunciar a muchas cosas que podrían ser placenteras en el más corto plazo.

A esto se le llama aplazar la gratificación. Y, tal y como explicamos en nuestro artículo sobre el jinete y el elefante de Haidt, el ser humano no está diseñado para ello.

Sin embargo, puedes trabajarlo. Puedes hacer ejercicios de aplazamiento de la gratificación para ver que, cuando lo haces, acabas disfrutando más.

De esta forma, tu cerebro irá reprogramándose para valorar más los premios a largo plazo que a corto plazo.

Por ejemplo, si tienes hambre, puedes ayunar, aplazando el momento de comer y disfrutando más cuando lo hagas.

Lo mismo con el tabaco. Evita fumar durante unas cuantas horas, aunque eso te “duela” y te coma el mono. Cuando te fumes el siguiente cigarro, lo disfrutarás más.

Y así con todo. Practica el aplazamiento de la gratificación.

15. Finge que eres más decidido

Por último, finge que eres más decidido.

Sí, parece una gilipollez, pero ya sabes lo que dicen los gringos: “fake it till you make it”.

Significa que finjas ser algo hasta que, por repetición, acabes siéndolo.

Piensa que el cerebro es muy plástico. Si empiezas a comportarte de una manera, tarde o temprano, acabarás convirtiéndote en ello.

Por tanto, finge ser más decidido. Actúa como si fueras más decidido. Aunque, después, en el acto, te acojones y la cosa salga mal. ¡Da igual! Tienes que seguir intentándolo hasta que te salga natural.

Cuando te salga natural, significará que ya eres un hombre decidido y con determinación.

Si te da miedo decirle algo a esa chica, finge que eres decidido y ve y díselo. Si te cuesta levantarte por las mañanas, finge que eres decidido y levántate. Si te cuesta enfrentar a ese abusón que te hace la vida imposible, finge que eres decidido y enfréntate.

No hay más.

Como puedes ver, hay modos de ser más decidido y tener más determinación. Esperamos que estos trucos te resulten útiles y les saques partido. Cuéntanos si lo has puesto en práctica y cuáles han sido las consecuencias (tanto buenas como malas).

Deja un comentario

X
Ningún GRAN HOMBRE lo fue siendo pobre El hombre que sabe hacer DINERO es un hombre LIBRE. El hombre LIBRE es un hombre SUPERIOR. El hombre SUPERIOR es un hombre ATRACTIVO.