Cirugía agrandar pene

Son muchos los hombres que quieren obtener un pene más grande. Y es normal que a bastantes de ellos se les pase por la cabeza acudir a un cirujano para ganar unos centímetros. Sin embargo… ¿Existe una operación de pene para ganar tamaño?

Hoy, hablamos de ello. Te contamos todo lo que debes saber sobre las cirugías de pene, y, ya te lo adelantamos, te vamos a quitar la ilusión… ¡Pero también te vamos a dar soluciones! Así que… nada. ¡Vamos allá!

Lo primero… No hay cirugía para alargar el pene

Lo primero que hay que decir es que no hay ninguna cirugía que permita alargar el pene. No existe. Simple y llanamente.

Lo más parecido que hay es una operación que consiste en cortar el ligamento suspensorio, que es el ligamento que “sujeta” la polla en el interior del abdomen, y colocarlo más “hacia afuera” del abdomen.

Al cortar este ligamento, la polla “se descuelga” y se gana aproximadamente un par de centímetros en estado de flacidez, porque no cuelga de tan arriba sino desde más abajo.

Pero es lo que decimos, sólo ganas ese centímetro en flacidez, no en erección. La única ventaja de esta cirugía es que permite corregir curvaturas y penes torcidos. Pero, obviamente, no es eso lo que estamos buscando (en principio).

Así que, no, no hay ninguna técnica quirúrgica que permita alargar el pene.

Operación para agrandar el pene: Sólo grosor

Lo que sí hay son operaciones para engrosar el pene. Estas son las técnicas quirúrgicas actualmente existentes para aumentar el grosor del pene:

Implante Penuma

El implante Penuma es el único implante que actualmente está aprobado por la FDA americana. Se utiliza desde 2004 y, básicamente, es un implante que se coloca alrededor de la polla y hace que esta se vea más gorda.

Tiene efectos duraderos, no afecta ni a la función eréctil ni a la urinaria y no se nota. Además, es un tratamiento reversible, por lo que, si nos cansamos, podemos quitárnoslo.

La cirugía es sencilla, se lleva a cabo bajo anestesia local y en apenas una hora está lista.

Es una solución aceptable para aumentar el grosor del pene, pero, como puedes imaginar, es cara. Y, además, no sé a ti, pero a mí no me hace gracia la idea de tener un implante en la polla, la verdad.

Técnica Egydio

Esta técnica es razonablemente nueva, pero se parece bastante a la anterior. Básicamente, consiste en reacomodar la estructura del pene y, después, colocar un implante.

Gracias a este doble procedimiento, no sólo ganas grosor, sino que te permite mejorar el aspecto de tu miembro, corrigiendo cualquier imperfección (dobleces, desviaciones, etc).

El procedimiento es algo complejo y no nos vamos a detener a verlo al detalle, pero se realiza bajo anestesia local y dura un poco más que el procedimiento anterior, porque es una cirugía más completa.

Lo que debes entender es que, salvo que tengas algún problema tipo enfermedad de Peyronie o curvatura del pene, esta técnica no te aporta más que la técnica anterior (lo único que necesitas tú es la prótesis que aumenta el grosor).

Y, además, es más cara aún que la anterior.

Como comentario final, mencionar que, de nuevo, implica tener un implante en la polla, cosa que no debe ser muy agradable.

Lipoescultura de pene

Esta es la técnica más frecuente para engrosar el pene, es la que más se practica y la más barata.

Básicamente, consiste en usar grasa del propio cuerpo del paciente para colocarla bajo la piel del pene.

Por el camino, obviamente, se hacen algunos tratamientos especiales a esta grasa para que el resultado no sea grotesco. Pero, de todos modos, el resultado no siempre es bueno, porque no es normal tener grasa debajo de la piel del pene. No queda natural.

Además, tiene algunas desventajas serias, como el hecho de que la grasa se puede reabsorber. Y, para colmo de males, como no tiene por qué reabsorberse al mismo ritmo en todas partes, puedes acabar con una polla con formas raras.

Por eso no recomendamos lo más mínimo esta intervención.

¿Cuál es la mejor cirugía para el pene?

De las tres anteriores, sólo las dos primeras pueden ser consideradas, porque los riesgos de la tercera son demasiado elevados.

¿Por cuál de las otras dos optar?

Pues depende:

  1. Si tienes alguna curvatura o doblez en la polla, la técnica Egydio.
  2. Si no es así, el implante Penuma.

Sin embargo, estas son las mejores asumiendo que quieras realizar alguna intervención. Nosotros no recomendamos ninguna cirugía de aumento de pene.

Ninguna.

Tenemos mejores métodos para alargar el pene.

Otras cirugías para agrandar el pene

Hay un último tipo de cirugía (o conjunto de cirugías) que permiten “agrandar el pene”.

En realidad, no lo agrandan. Lo que hacen es dejar más pene al descubierto.

¿Qué operaciones son?

Pues todas las que tienen que ver con quitar grasa del abdomen. Liposucciones y semejantes, vaya.

Como ya explicamos en nuestra guía sobre cómo aumentar el tamaño del pene, si estás gordo, hay parte de tu polla que está oculta bajo la grasa del abdomen.

Si eliminas esa grasa, puedes ganar algunos centímetros.

Obviamente, no te recomendamos someterte a una intervención de este tipo. Lo que te recomendamos es hacer ejercicio y ponerte fit.

¿Me interesa?

La verdad es que no.

Los riesgos son muy altos para un resultado bastante mediocre, que sólo te va a permitir ganar un poco de grosor y que, en el mejor de los casos, ni siquiera se va a ver natural porque no es normal tener la polla rodeada de grasa o con un implante.

Además, aunque el implante no se ve tan mal como la grasa, son técnicas muy caras y que no se hacen en cualquier sitio.

Así que no te lo recomiendo.

Nuestra recomendación es que utilices alguna de las técnicas y métodos que mencionamos en nuestra guía definitiva para aumentar el tamaño del pene. Son técnicas que funcionan y que te permitirán ganar varios centímetros en unos meses.

Es mucho más eficaz y menos arriesgado que la cirugía.

Como puedes ver, la cirugía de pene es bastante mala. No te permitirá aumentar el largo de tu polla y, aunque te puede ayudar a conseguir un mayor grosor, lo cierto es que los riesgos y los resultados dejan mucho que desear. Nuestro consejo es que no acudas a ella. Tienes alternativas mejores.

Artículo anteriorMétodo Jelqing: La guía definitiva
Artículo siguientePesas para el pene: ¿Funcionan? Todo lo que debes saber sobre el hanging
El equipo de redacción de MundoMarte, compuesto por especialistas en diversas áreas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí