Método jelqing

Existen muchos métodos para agrandar el pene. Algunos funcionan y otros, no. De eso, ya hablamos en nuestra guía definitiva de cómo agrandar el pene. Pero hay una técnica que destaca por encima de las demás en popularidad. Se trata del método Jelqing.

Hoy, te contamos todo lo que debes saber sobre el jelqing. ¿Qué es? ¿Funciona? ¿Cuántos centímetros puedo ganar? ¿Sirve también para engrosar el pene o sólo para alargarlo? ¿Tiene efectos secundarios? Y, sobre todo, ¿cómo se hace?

¡Vamos!

¿Qué es el método jelqing?

El método jelqing es un método de estiramientos que, según sus practicantes, permite alargar el pene.

Según la información disponible por internet, se trata de una práctica que se ha utilizado durante siglos en algunos países (aunque yo no he encontrado la fuente de esto) y que sirve tanto para alargar como para engrosar el pene, así como para mejorar el flujo de sangre y, en general, la salud del pene.

Yo de primeras ya te digo que cuando algo (cualquier cosa) te promete mejorar tantas cosas, sospecho. Lo normal es que se mejore el largo, o el grosor, o la dureza de la erección… ¿Pero las tres cosas a la vez? Es sospechoso.

Si a esto le sumas que no hay evidencia científica de que funcione, pues ya tenemos todos los números para poner en duda el método.

Pero, a pesar de ello, lo cierto es que hay grandes comunidades de hombres en internet que se dedican a practicar el jelqing y que han conseguido mejoras. De esto hablamos en el siguiente apartado.

También hay que decir que el jelqing tiene efectos secundarios peligrosos (y estos sí que han sido avalados por la ciencia), así que conviene ir con cuidado. Aunque, si se tiene el cuidado adecuado, no se sufren esos efectos secundarios.

Es por todo lo mencionado, y porque sabemos que hay otros métodos más eficaces y menos arriesgados tanto para alargar como para engrosar el pene, que no recomendamos el uso del jelqing tal cual. Sí algunas modificaciones del mismo.

¿Cuál es el fundamento del jelqing?

Como ya explicamos en nuestra guía para agrandar el pene, el pene está compuesto por cuerpos cavernosos, los cuales se llenan de sangre durante la erección y hacen que la polla crezca.

Lo que se supone que hacemos con el jelqing es llevar mucha más sangre de la habitual al pene, mucha más que durante las erecciones normales.

Esto fuerza a los cuerpos cavernosos a darse de sí mediante microrroturas, que se curan durante la noche (algo parecido a lo que pasa en la hipertrofia muscular).

Una vez los cuerpos cavernosos se han recuperado, acaban siendo más grandes, siendo capaces de recibir más sangre y, por tanto, haciendo la polla más grande. Y es un efecto acumulativo.

¿Funciona el método jelqing?

Por si te quieres ahorrar las explicaciones siguientes: El jelqing funciona, a pesar de no tener evidencia científica detrás. Las ganancias en los foros ingleses dedicados al tema están ahí y son incontestables. Con las modificaciones adecuadas y junto a otros métodos, el jelqing permite aumentar el grosor del pene. Es una realidad.

Más allá de eso, profundicemos:

Como dijimos anteriormente, no hay ninguna evidencia científica de que el jelqing funcione. Lo que los practicantes del jelqing suelen decir es que esto se debe a que el jelqing, al ser gratis, no interesa a nadie económicamente y nadie está dispuesto a financiar un estudio al respecto.

No hace falta decir que esto es una gilipollez, porque hay miles de estudios que no interesan a nadie económicamente. Pero bueno, da igual, esto es lo de menos. La cuestión es que no hay evidencia científica que avale el método. Lo que sí hay son muchas experiencias y seguimientos, y se ve con claridad que funciona.

Se suele decir que el jelqing debe funcionar porque en los extensores de pene sí hay evidencia científica de que funcionan. Y, como en ambos casos, hay un trabajo de “estiramiento”, pues la gente suele pensar que si una cosa funciona, la otra también.

Sin embargo, el mecanismo no es el mismo en ambos casos. Los extensores de pene, como las pesas para el pene, realizan un efecto de tracción. Estiran. Sin más. El jelqing consiste en llenar de sangre la polla. Son dos cosas diferentes.

De hecho, los extensores sirven para alargar el pene, mientras que, por lo comentado en el apartado anterior, el jelqing trabaja más sobre grosor en el pene (aunque hay algunas técnicas más allá de la básica que también permiten trabajar la largura del pene, pero eso es otro tema).

Es más, el jelqing, más que al trabajo de los extensores y pesas de pene, se parecería más al trabajo que hacen las pinzas y los anillos para el pene (los cuales tampoco tienen evidencia científica detrás, aunque sí muy buenas experiencias).

En conclusión: El jelqing funciona, aunque hay que modificar un poco la técnica básica para conseguir los mejores resultados (por ejemplo, acompañándolo con anillos).

Pasos del jelqing

Antes de enseñarte las rutinas de jelqing, hay algunos pasos básicos que debes conocer y tener en cuenta para evitar lesiones o problemas varios. Vamos con ello:

Calentamiento

El calentamiento antes del jelqing es fundamental para evitar daños y para conseguir buenos resultados en el ejercicio. El objetivo del calentamiento es simple: Hay que conseguir que el pene esté lo más relajado posible.

Para ello, sigue estos tres pasos:

  1. Masajea tu pene hasta un estado de semi-erección (aprox 50% de su potencial)
  2. Moja una toalla en agua caliente y quita el exceso de agua
  3. Rodea la polla con la toalla mojada para calentarla (otra opción es meterte en la ducha y darte un rato con agua caliente)

Tras esto, tu polla debería estar relajada y un poco gorda, pero no demasiado. Estará con una buena largura, aunque esté flácida.

En realidad, hay varias formas de realizar este calentamiento. Da igual lo que uses, la cuestión es que tu polla acabe en ese estado de relajación.

¿Cómo se hace el jelqing?

A continuación, te menciono los cinco pasos básicos del jelqing. Si los sigues, estarás haciéndolo correctamente:

  1. Embadurna bien tu polla con lubricante. Sé generoso. Puedes usar aceite de coco, que es bueno y barato y no tiene xenoestrógenos (como sí tienen muchos de los lubricantes sexuales comerciales)
  2. Alcanza un estado de semi-erección. Aprox un 50-70%. Tienes dos formas de saber si has llegado al estado de erección suficiente:
    1. Tu polla está justo por debajo de la erección suficiente para poder penetrar
    1. Eres capaz de ver cómo aumenta de tamaño al hacer un apretón de Kegel (ya sabes, apretar el culo –la próstata, mejor dicho).
  3. Con tu mano dominante, haz el gesto de OK, juntando tu índice y tu pulgar. Rodea con este gesto la base de tu polla, tan cerca como sea posible del hueso pélvico (incluso haciendo algo de presión en el abdomen).
  4. Con tu otra mano, haz otra “pinza OK” y colócala justo junto a la otra. Desde hí, deslízala, sin dejar de mantener la presión, hasta el glande. Deberías notar un efecto gustoso y debería ser un deslizamiento suave gracias al lubricante. Si te duele, es que estás apretando demasiado, falta lubricante o no has calentado bien.
  5. Cuando alcances el glande con este deslizamiento, habrás completado un jelq. Cada jelq debería durar no más de 3 segundos y no menos de 1.

La idea básica es que, con el OK de tu mano dominante, impides que se salga la sangre del pene, mientras que, con la otra mano, llevas la sangre desde la base hasta el capullo, irrigando todos los cuerpos cavernosos.

Mezclando jelqing y Kegel

Existe la posibilidad de mezclar jelqing con ejercicios de Kegel. Esto puede ser algo más complicado y, quizá, deberías empezar a hacerlo cuando tengas más práctica con la técnica básica.

Pero, tan pronto como domines la técnica básica, conviene que incluyas ejercicios de Kegel mientras haces jelqing, porque te permitirá conseguir mejores resultados y, además, trabajarás la potencia de tus erecciones y el aguante en la cama.

La cuestión es que, como hemos dicho, con el “OK” de la base del pene, lo que hacemos es evitar que salga la sangre del pene. Sin embargo, podemos introducir más. Esto lo podemos hacer con “apretones” de Kegel.

De esta forma, maximizamos los beneficios del jelqing, porque estamos llenando los cuerpos cavernosos con aún más sangre.

Post-jelqing

El jelqing pone tu polla bajo una gran cantidad de estrés, así que hay que reconfortarla tras los ejercicios.

La mejor forma de hacerlo es aplicando alguna loción para la piel y masajeando un rato. El calor también es bienvenido, porque expande los tejidos y evita daños.

Si notas cualquier problema de los que mencionamos más abajo, en la sección de peligros y riesgos del jelqing, deberías parar un par de días. Pero, si lo has hecho todo bien, no deberías tener problemas.

Ejercicios de jelqing: Rutina básica

Como en casi todo en esta vida, en el jelqing también hay que ir poco a poco. Es por ello que, cuando empiezas en el jelqing, tienes que empezar con poco tiempo de ejercicio.

Aquí te dejo la recomendación que he visto más generalizada (no la recomiendo personalmente porque, como dije en mi guía para tener el pene más grande, yo no hago jelqing como tal, sino con pequeñas modificaciones):

Mes 1:

Semana 1Semana 2Semana 3Semana 4
Lunes8 minutos10 minutos10 minutos12 minutos
Martes10 minutos10 minutos10 minutos15 minutos
MiércolesDescansoDescansoDescansoDescanso
Jueves8 minutos12 minutos12 minutos12 minutos
Viernes10 minutos10 minutos10 minutos15 minutos
SábadoDescansoDescansoDescansoDescanso
Domingo8 minutos12 minutos12 minutos15 minutos

Mes 2:

Semana 5Semana 6Semana 7Semana 8
Lunes8 minutos10 minutos10 minutos12 minutos
Martes15 minutos10 minutos10 minutos15 minutos
MiércolesDescansoDescansoDescansoDescanso
Jueves8 minutos12 minutos12 minutos12 minutos
Viernes10 minutos10 minutos10 minutos15 minutos
SábadoDescansoDescansoDescansoDescanso
Domingo8 minutos12 minutos12 minutos15 minutos

A partir de aquí, puedes hacer a diario sesiones de 15-20 minutos, según vayas controlando el ejercicio y conociendo tu cuerpo. Ir más allá de 20 minutos no se suele recomendar. Sobre los días de descanso, depende de ti, pero son recomendables.

Técnica de jelqing: Demostración

Aquí te dejo un vídeo de demostración de cómo hacer jelqing correctamente:

¿Cuándo empezaré a ver resultados?

En la mayoría de foros que he consultado, los practicantes coinciden en que se empiezan a notar resultados a partir de los 3-6 meses.

Es a partir de este momento que se puede percibir una ganancia notable de grosor.

Lamentablemente, no te puedo contar mi experiencia porque, como digo, no utilizo el jelqing como tal en mi rutina de agrandamiento de pene (aunque sí algo similar, así que, si quieres ver mi rutina y qué ganancias obtengo, échale un vistazo).

Peligros y riesgos del jelqing

Conviene tener mucho cuidado al hacer ejercicios de jelqing, porque existen efectos secundarios. Y no es que tengan poca importancia, que digamos. Vamos a ver todos los que podemos encontrarnos:

Irritación de la piel

El problema más básico con el que podemos encontrarnos al practicar el jelqing es que se nos irrite la piel o tengamos algún otro tipo de daño similar.

Esto es fácil de arreglar: Tienes que usar lubricante. No tiene más misterio.

Además, se recomienda no llegar nunca a un punto en el que el jelqing cause dolor.

Rotura de vasos sanguíneos

Otro efecto secundario habitual es el de las roturas de vasos sanguíneos. Esto es lógico, si tenemos en cuenta que estamos llevando más sangre de la natural al pene.

Cuando se te rompe un vaso sanguíneo, puedes ver cómo se te pone roja la zona, y, después, empieza a ennegrecerse. Acaba apareciendo un hematoma.

Esto se produce, sobre todo, por apretar más de la cuenta o por hacer los ejercicios más rápido de lo necesario.

En cualquier caso, no es un problema gravísimo. Es un simple hematoma, se cura solo.

Decoloración y puntos rojos

Otra situación frecuente es la aparición de distintos tipos de puntitos en diferentes partes de la polla. No es grave. En cada caso, se debe a una causa diferente:

  • Si son puntos rojos, se debe a la rotura de capilares. Se cura solo en un par de días. Se produce por no haber calentado bien antes de los ejercicios.
  • Si son puntos rojos o morados de mayor tamaño, es por lo mismo que en el caso anterior, sólo que un poco más grave (se han roto capilares algo mayores). Con esperar un par de días sin hacer jelqing, será suficiente.
  • Si son puntitos negros, se debe a falta de lubricante durante los ejercicios.

Sensibilidad al tacto como si fuera un hematoma

En algunos casos, tras practicar el jelqing, puedes sentir toda tu polla al tacto como si estuviera recubierta por un moretón enorme.

Esto suele deberse a que has hecho jelqing con una erección completa (algo que nunca hay que hacer). También puede deberse a que has hecho jelqing demasiado a menudo o porque has apretado demasiado la “pinza” de la base del pene.

Sea como sea, debes parar tu rutina de jelqing hasta que tu polla vuelva a la tranquilidad. Y, cuando vuelvas a tu rutina, debes hacerla con más cuidado para evitar estos problemas.

Disfunción eréctil

Este es el problema más serio del jelqing. De hecho, está bastante estudiado. Por ejemplo, en este paper se habla de la disfunción eréctil causada por una fuga venosa provocada por el jelqing.

Y no hablamos de poca cosa, eh. En ocasiones, este problema sólo se resuelve pasando por el quirófano. Así que ojito.

No obstante, si no abusas de la técnica y dejas que tu cuerpo se regenere y se cure con periodos de descanso y parando al menor atisbo de problema, el riesgo es mínimo.

Efectos secundarios del jelqing

Además de los riesgos mencionados, hay algunos efectos secundarios del jelqing que no necesariamente son malos. Vamos a ver los principales:

Forma de bate de béisbol

Un efecto secundario muy frecuente es que la polla coja forma de bate de béisbol. Esto es: Más gruesa hacia la punta que hacia la base.

Se produce por llevar mucha sangre hacia los cuerpos cavernosos más cercanos al glande y no suficiente hacia los de la base.

Esto puede deberse a que tengas mucha grasa en el abdomen y eso te impida empezar los ejercicios bien cerca de hueso pélvico. Se evita asegurándote de empezar los ejercicios desde bien cerca del hueso pélvico.

Pellejo de pavo

Al hacer ejercicios de jelqing, estiramos la polla, y, por supuesto, estiramos la piel. Esto puede provocar que la piel del escroto se dé de sí hasta llegar al tronco de la polla más de lo que solía hacerlo, y, a consecuencia de ello, quede colgando, con un efecto de cuello de pavo.

Para evitar este problema tienes que usar un buen lubricante, para evitar tirar de la piel más de lo estrictamente necesario.

Prepucio hinchado

Este efecto secundario suele producirse tras sesiones largas de jelqing, de más de veinte minutos de ejercicio razonablemente intenso.

Lo que vemos aquí es que se hincha el prepucio con acumulación de líquido. A consecuencia de ello, por ejemplo, no puedes retraer el prepucio y mantenerlo retraído (se cierra ocultando el glande). En el caso de que estés circuncidado, notarás la base del glande hinchada.

Para evitar este problema, tienes que usar un buen lubricante y calentar antes de realizar los ejercicios.

Y, en cualquier caso, no es algo grave, se arregla al día siguiente o a los dos días por sí solo.

Jelqing: Opiniones y resultados

Ya lo hemos dicho antes: Las opiniones del jelqing entre los practicantes son buenas. Se consiguen ganancias. Sin embargo, conviene practicar el jelqing modificado (como hago yo usando anillos para el pene y complementando con Kegel) y usar también otros métodos para trabajar el alargamiento.

Si me preguntas a mí, mi opinión es clara:

  • El jelqing necesita mucho trabajo diario, dedicación y constancia, pero funciona
  • El jelqing tiene riesgos muy serios, por lo que hay que hacerlo con cuidado
  • Las ganancias del jelqing se maximizan al modificar la técnica y usar anillos para el pene (o pinzas para el pene) y ejercicios Kegel

Más allá de eso, conviene complementar el jelqing con el Jes Extender o las pesas para el pene para ganar largura.

Como puedes ver, el método jelqing es uno de los métodos para agrandar el pene más populares. Es un método que, con pequeñas variaciones, funciona muy bien. Eso sí, tiene sus riesgos, así que debes ir con cuidado.

Artículo anteriorJes Extender para el pene: La guía definitiva
Artículo siguienteOperación de pene: ¿Una buena opción?
El equipo de redacción de MundoMarte, compuesto por especialistas en diversas áreas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí