Masaje testicular: Todo lo que debes saber

Quizás estés impactado por la idea del masaje testicular.

Puede que asocies el masaje testicular a algo desagradable, o incluso a una práctica sadomasoquista. Pero nada mas lejos de la realidad.

También puede que no te haya chocado, porque hayas oído de hablar ya de ello o, de hecho, lo hayas buscado para conocer en qué consiste exactamente y los beneficios que tiene. A fin de cuentas, estás aquí, ¿no?

Hoy, hablamos del masaje testicular.

¿Qué es el masaje testicular?

Es un masaje de tradición taoísta (el taoísmo pone en el centro del placer masculino a los testículos).

Estos filósofos orientales, lo utilizaban para fortalecer sus erecciones y paliar la excesiva presión que sufren los testículos tras los encuentros sexuales, con motivo de la eyaculación.

Vamos, que les servía para relajar la zona y para volver después con mas fuerza. Mataban dos pájaros de un solo tiro.

Por ello, el masaje en los testículos consiste en estimular esta zona erógena masculina, que está compuesta por:

  • Bolsa escrotal: Cubierta de piel que envuelve a los testículos
  • Rafe medio: Línea divisoria, también muy sensitiva, que separa la bolsa escrotal en dos hemisferios.
  • Conducto deferente: Conducto por el cual se lleva el esperma hasta el glande
  • Los propios testículos.

Beneficios el masaje testicular

La estimulación de los testículos tiene muchos beneficios tanto a nivel hormonal como de disfrute de la sexualidad.

Aumenta la testosterona

Los testículos es el órgano encargado de la producción de la hormona sexual masculina: la testosterona.

Por ello, estimularlos de forma correcta, aumentará la producción de esta hormona, vinculada con un mayor ímpetu sexual.

De esta manera, se verá incrementada la libido y el deseo sexual.

Provoca erecciones más potentes.

Las erecciones, de forma física, no es más que el aumento de fluido sanguíneo dentro glande con mayor ritmo de entrada que de salida, lo que hace que el tejido esponjoso del pene se hinche de sangre, haciéndose más grande y duro.

Bien. Pues podemos quedarnos, por tanto, con que las erecciones fuertes y duraderas guardan relación directa con una buena circulación sanguínea.

Por ello, al masajear los testículos, y relacionado también con el aumento de la testosterona, tus erecciones se volverán más potentes y duraderas.

El esperma aumenta y es de mayor calidad

De nuevo, al estimular este órgano, forzará a trabajar a los testículos a mayor intensidad, produciendo mayor cantidad de esperma y de una calidad mayor que si se no se le estimulara.

Autoexploración y potenciación del placer

Con el masaje en los testículos, tomas consciencia de esta zona y de las reacciones y sensaciones de tu cuerpo cuando se la estimula.

De esta forma, conoces mejor tu cuerpo, identificas esas reacciones, y podrás aplicarlo en tus encuentros sexuales, rompiendo con la rutina e incrementando el placer y la satisfacción sexual.

En pocas palabras, arrojas luz en una parte de tu sexualidad que se encontraba oculta.

¿Cómo hacer un buen masaje de testículos?

El masaje de testículos puedes hacértelo a ti mismo, o bien puede hacértelo tu pareja sexual.

No obstante, si eres principiante, recomiendo que comiences explorándolo tu solo.

Como decía antes, identificando las sensaciones y los momentos placenteros, para posteriormente poder transmitírselo a tu pareja, llegado el caso.

Esto es porque es una zona extremadamente sensible.

Un buen masaje de testículos nunca te puede provocar dolor o incomodidad.

Para masajearlo, puedes utilizar tus manos. Si lo deseas, puedes añadir un poco de lubricante para que la cosa fluya mejor.

Para ello, dividiremos el masaje en varias etapas

Calentamiento o aproximación

Comienza estirando tus testículos. Con tu mano izquierda, lleva tu testículo derecho, con cuidado, lejos del cuerpo. Haz lo mismo con la mano y testículo contrario.

Después, sujeta ambos con una mano y, con la otra, realiza movimientos circulares sobre ellos.

Al mismo tiempo, de forma intercalada, masajea suavemente la piel del escroto estirada.

Masajea entre los testículos

¿Te acuerdas del rafe medio del que te hablaba antes cuando describía los componentes de los testículos y la bolsa escrotal?

Sí, esa línea divisoria, que separa ambos testículos.

Pues bien, es el momento de deslizar suavemente tu dedo índice por ella, buscando sensaciones y presionando poco a poco.

Estira los testículos

En esta etapa, igual que hacías al principio, debes coger tus testículos, bien con una mano cada testículo, bien juntos, y estirarlos hacia abajo, separándolos lenta y delicadamente del cuerpo.

Este estiramiento, debe durar 10 segundos.

Masajea las zonas contiguas

A continuación, puedes seguir estimulando tus testículos, haciendo círculos con los dedos, o incluso dando pequeños golpecitos.

Estos movimientos, puedes ir intercalándolos con pequeños masajes y frotamientos en la cara interna del muslo, la pelvis, a ambos lados de los testículos, y también el perineo.

Esto hará que se incremente la estimulación de la zona y el placer.

Una vuelta de tuerca: el masaje testicular con la boca.

Bueno, esto, a no ser que tengas una flexibilidad fuera de lo normal, debe hacértelo, evidentemente, otra persona.

Cuando ya hayas cogido la destreza suficiente para saber dónde están los límites del dolor en este tipo de masaje, puedes pedirle a tu pareja (si la tienes, claro) que te lo realice con la boca.

Para ello, puede pedirle que utilice su cavidad bucal, que introduzca un testículo, luego otro, después ambos…

También que haga los circulitos que te practicabas antes con los dedos, pero en este caso hacerlos con la lengua.

Siempre que haya confianza, es una buena forma también de salir de la rutina.

Debo hacer hincapié, aunque ya lo he dicho, que el masaje de los testículos debe ser suave y realizado de forma delicada y controlada en todo momento.

De lo contrario, puedes hacerte daño.

Bueno, espero que te haya gustado el post de hoy y que puedas implementar el masaje testicular en tu rutina, en orden de potenciar tu vida sexual.

Ayúdame compartiendo el post a tus amigos, a ver si entre todos comenzamos a hacer más conocido este masaje y sus beneficios. ¡Yo ya lo he hecho con los míos!

Deja un comentario

X
Debes aprender a GANAR DINERO Sólo ganando dinero por ti mismo puedes ser libre e independiente