Invertir en bitcoin

Las criptomonedas están de moda. Pocas dudas caben de eso. Así que no me sorprende en absoluto que quieras invertir en Bitcoin. Y déjame decirte algo: Es una gran idea. La historia lo demuestra. ¿Cómo? ¿Que no me crees? ¡Sigue leyendo y descubre por qué lo digo!

¿Qué es Bitcoin?

Antes de hablar de cómo invertir en Bitcoin, es importante que hablemos de qué es Bitcoin y que abordemos diferentes mitos al respecto. Es a eso a lo que vamos a dedicar estos primeros apartados.

Bitcoin es una criptomoneda que tiene como objetivo sustituir a las divisas como principal medio de pago o, como mínimo, principal reserva de valor (como en otro tiempo lo fue el oro).

Bitcoin funciona sobre lo que se conoce como blockchain, o cadena de bloques, que es un libro de contabilidad protegido por criptografía que permite que las transacciones que se realizan con Bitcoin queden grabadas de forma inalterable, garantizando que no se duplica ningún bitcoin (lo cual haría que fuera un dinero inútil, porque se podrían duplicar hasta perder totalmente su valor).

Pero puede que te estés preguntando: ¿Y por qué tanto lío? Si ya hay empresas que ofrecen pagos electrónicos sin que se dupliquen las unidades monetarias. ¿De verdad para este viaje eran necesarias esas alforjas?

Y la respuesta es que sí. Porque, como decíamos, en internet, cualquier bit de información es replicable. Y el dinero, en internet, no son más que bits de información. Por lo tanto, debes controlar que no se repliquen.

Las empresas lo hacen encargándose ellas mismas de garantizar que no se están duplicando. Es decir, los bancos y otras empresas del sector financiero se ocupan de garantizar que el dinero no se está multiplicando hasta perder totalmente su valor.

Pero, claro, esto tiene el evidente problema de que… ¡Estás dejando algo tan importante como el dinero en manos de la fiabilidad de unas pocas empresas!

Históricamente, esto no ha sido así. El dinero históricamente ha sido el oro, y el oro no se podía duplicar, pero, al mismo tiempo, no había ninguna institución centralizada (ni conjunto de instituciones) encargadas de que no se duplicase.

Simplemente, por su naturaleza, era imposible que se duplicase, así que no hacía falta un ente encargado de fiscalizar eso.

Sin embargo, en 1971 dejó de usarse el oro como reserva de valor, y el dinero pasó a ser lo que, técnicamente, se conoce como “sustitutos monetarios”.

Antes, el oro era el dinero propiamente dicho, y, después, había sustitutos monetarios que eran canjeables por oro. Los billetes, por ejemplo. Tú tenías un billete y lo podías canjear por oro en el Banco Central de tu país.

Sin embargo, no hacía falta canjearlo, porque, como sabía que se podía canjear por oro, intercambiaba esos sustitutos monetarios como si fueran realmente el propio dinero.

De hecho, ni siquiera eran necesarios los billetes. Bastaba con que tuvieras saldo en tu cuenta bancaria. Tú tenías una cuenta bancaria en la que el banco tenía apuntado que tenías derecho a billetes por X cantidad de oro.

Si comprabas algo que valía billetes por Y cantidad de oro, se te retiraba el dinero de la cuenta bancaria, y tenías X-Y=Z cantidad de “derechos a canjear oro”.

Y, ojo, que este sistema es muy cómodo. De hecho, es necesario que este nivel de complejización suceda para que una sociedad desarrollada funcione. Es mucho más cómodo que ir moviendo lingotes de oro para arriba y para abajo.

Sin embargo… llegó 1971. Y Richard Nixon dijo que ya no se podía convertir el dólar a oro. Y todos los demás países hicieron lo mismo. De repente, el dinero ya no era canjeable por oro. Pero seguimos usando esos billetes y esas anotaciones en cuentas bancarias por pura comodidad.

Y, en realidad, tampoco pasa nada, porque el dinero es un bien intermedio que nos permite vender unos bienes para comprar otros bienes. Lo que nos interesa son los bienes, no el dinero intermediario. Por tanto, en la práctica, da igual si el intermediario es oro o cualquier otra cosa (incluso puede ser “nada”, siempre que todos lo aceptemos).

El problema es que, con los gobiernos teniendo la propiedad de este nuevo dinero que es “nada”, se pusieron a crear más y más dinero, y eso hace que el dinero pierda valor y, en consecuencia, cada vez seamos más pobres.

Y, además, con la digitalización de la economía, el riesgo de que ese dinero que sólo son anotaciones en cuentas bancarias se gaste por duplicado, crece. Y se necesitan organismos centrales que garanticen que no se está gastando por partida doble una misma unidad monetaria.

Pues bien, Bitcoin vino para resolver estos dos problemas. El objetivo de Bitcoin es ser el oro de internet, replicando esa característica de imposibilidad de duplicarlo, pero, al mismo tiempo, no necesitar un organismo central verificando que, efectivamente, no se duplica. Y, además, con una cantidad finita de bitcoins en circulación, para que no pueda devaluarse y empobrecer a quienes lo usan.

Para esto se hace uso de una tecnología muy compleja que no es necesario que nos pongamos a detallar aquí. Basta con saber que la tecnología que hay en Bitcoin es el producto de la fusión milimétrica de varias otras tecnologías anteriores desarrolladas por auténticos genios de la matemática, la criptografía, la ingeniería informática, la psicología, la economía…

En definitiva: Bitcoin pretende ser el dinero del futuro.

¿Es Bitcoin una burbuja?

Esta pregunta es un clásico. Siempre que se habla de Bitcoin se hace referencia a cómo ha subido espectacularmente de precio la última vez y cómo se ha desinflado la burbuja.

Esto sucedió, por última vez, a finales de 2017, cuando el precio alcanzó los 20.000$ aproximadamente. Ahora, en el momento de escribir este artículo (junio de 2021) está pasando de nuevo, tras la última subida que lo llevó a más de 60.000$.

¿Sabes cuál es el problema? Que “burbujas” similares o incluso más fuertes que estas llevan sucediendo desde que nació Bitcoin. Y eso no impidió que, años después, Bitcoin volviese a volar hasta los 60.000$.

Entonces, conviene preguntarse si realmente es una burbuja.

Pero… ¿Qué es una burbuja? Una burbuja es la sobrevaloración de un activo de forma sistemática hasta que se hace imposible de continuar con esa sobrevaloración y pincha, desinflándose a gran velocidad.

La cuestión es… ¿Es Bitcoin un activo? Y la respuesta es que no. Bitcoin es dinero, y, por tanto, no se puede juzgar con los criterios de los activos. No se puede hablar, por tanto, de burbuja en Bitcoin.

Pero bueno, más allá de debates terminológicos, podríamos plantearnos: Bueno, ¿pero está justificado el valor que tiene actualmente Bitcoin?

Y la respuesta es: Depende.

Si Bitcoin es un bien en proceso de monetización (esto es, en proceso de llegar a convertirse en dinero), no está sobrevalorado. A medida que más gente lo acepte como dinero, más valor tendrá, hasta que toda la cantidad de dólares existentes se dividan entre la cantidad de Bitcoins.

Actualmente hay, aproximadamente, 106.000.000.000.000 dólares en circulación (106 billones, o trillions, en inglés). Bitcoin tiene un límite de máximo de bitcoins que existirán de 21 millones. Jamás se crearán más, porque así está indicado en su protocolo matemático.

Por tanto, si Bitcoin se convierte en dinero, esos 106 billones de dólares se tendrán que dividir entre los 21 millones de bitcoins, lo que significaría que el precio de un bitcoin puede llegar a ser de más de 5 millones de dólares.

Sé que suena espectacular, pero no lo es. Y, actualmente, Bitcoin está en apenas 40.000$. Imagínate el recorrido que tiene hasta llegar a los 5 millones.

Ahora, también podría suceder que no llegase a convertirse jamás en dinero, ¿no?

Es una posibilidad.

Es por ello que muchas personas no desean comprar Bitcoin para atesorarlo como si fuera oro que algún día valdrá muchísimo más. Sino que, lo que desean hacer, es especular con el precio que tiene en cada momento.

De esta forma, se puede obtener un rendimiento interesante en las monedas actuales, como dólares o euros.

Los que trabajamos en MundoMarte tenemos confianza en que, efectivamente, el Bitcoin se convierta, como mínimo, en el dinero de internet. Por tanto, compramos a largo plazo, esperando que se revalorice.

Pero también conocemos a gente que gana dinero especulando con Bitcoin a corto plazo y a los que les va bien. Es cuestión de hacer aquello en lo que te veas más cómodo.

¿Es buena idea invertir en Bitcoin?

En general, podemos decir que sí, es buena idea invertir en Bitcoin. De hecho, es buena idea invertir en Bitcoin de las dos formas que hemos mencionado: Asumiendo que se va a convertir en dinero e invirtiendo a muy largo plazo e ignorando este aspecto y aprovechando para especular.

Puedes tener, por ejemplo, 1000€ invertidos de forma directa en Bitcoin, y, si acaba llegando a completar su proceso de monetización, acabarías teniendo 500.000€. No está nada mal, ¿no?

Quizá eso nunca llegue a suceder, pero 1000€ tampoco es una gran pérdida a cambio de una potencial revalorización tan grande.

Y, por otro lado, puedes usar un poco de dinero para especular con el actual precio de Bitcoin, ganando dinero del que actualmente utilizamos (dólares, euros) gracias a los vaivenes de la criptomoneda. Para ello, es más recomendable utilizar CFDs que la compra directa de Bitcoin, porque si lo haces comprando directamente, las comisiones se comerán tus beneficios.

¿Es buen momento para comprar Bitcoin?

Depende. Si hablamos de comprar directamente los bitcoins pensando en que el día de mañana serán dinero (es decir, con ánimo de atesorarlos y no tocarlos) sí, es buen momento. Hasta que alcancen esos 5 millones, es buen momento.

Ahora bien, si a lo que te refieres es si es buen momento para comprar Bitcoin con el objetivo de vender en el corto plazo, obteniendo una ganancia en dólares o euros, debemos decirte que no tenemos forma de saberlo.

Y no tenemos forma de saberlo porque no sabemos en qué momento estás leyendo esto. No sabemos qué precio tiene en el momento en que lees estas líneas y, por tanto, no podemos saber si es buen momento o no.

Lo que sí podemos decirte es que, para saber si es buen momento para invertir, debes fijarte en las noticias que van saliendo (si prohíben Bitcoin en tal o cual país, si tal o cual empresa empieza a aceptar pagos con Bitcoin, etc) y, además, hacer análisis técnico en tu plataforma de trading.

Con esas dos claves, podrás saber cómo se comportará el precio de Bitcoin en el futuro.

¡Mucha gente perdió dinero con Bitcoin! ¿No es así?

Sí, es cierto. Mucha gente perdió dinero con Bitcoin, pero también mucha gente perdió dinero comprando una vivienda o acciones de tal o cual empresa, y de ahí no se deduce que tal o cual empresa sea una burbuja ni que tal o cual vivienda esté sobrevalorada.

Hay muchas razones para perder dinero con Bitcoin. Por ejemplo, a finales de 2017, muchas personas entraron en un momento en que Bitcoin se recalentó y subió muchísimo de precio. Si alguien compró a 20.000$, a los pocos meses y durante tres años perdió el 50% de su inversión.

Sin embargo, ahora tiene el doble de dinero, porque se ha vuelto a revalorizar. Sin embargo, quien compró en este último pico, cuando estaba en 60.000$, ha vuelto a perder el 50%, porque ahora está en 40.000$.

La cuestión es que, si esa persona no vende, probablemente dentro de un tiempo el precio vuelva a subir y se pueda embolsar una buena cantidad de dinero.

En cambio, si esa persona vende su posición, no es culpa de Bitcoin que pierda dinero, es culpa de que es un mal inversor que no sabe lo que estaba haciendo. ¡No se puede responsabilizar a Bitcoin por eso!

Además, también hay muchísimas personas que ganaron mucho dinero. Aquellas personas que compraron Bitcoin a 1000$ y lo vendieron por 20.000, multiplicaron su inversión por 20 en un año.

¿Decimos por eso que Bitcoin es una maravilla de inversión que puede hacer multimillonario a cualquiera en un año? Obviamente no.

Igual que no decimos que Bitcoin sea una maravilla porque haya gente que ha ganado mucho dinero, no podemos decir que sea una burbuja porque haya gente que ha perdido dinero.

Tenemos que ser adultos e invertir responsablemente.

Cómo invertir en Bitcoin

Vamos ahora con las claves para invertir en Bitcoin.

Como dijimos, tienes dos opciones: Invertir a largo plazo y especular a corto plazo.

En el primer caso, te interesa hacerlo de forma directa, comprando las criptomonedas y guardándolas en tu monedero virtual. En el segundo caso, para evitar comisiones innecesarias, te interesa hacerlo a través de CFDs.

Vamos a ver ambas fórmulas:

Invertir en Bitcoin comprando directamente

Para invertir directamente en Bitcoin directamente, necesitarás un Exchange en el que cambiar tus euros o dólares por criptomonedas (“comprarlas”, si lo prefieres, aunque en teoría es cambiar dos divisas diferentes) y un monedero donde guardarlas.

Vamos a ver ambas cosas:

¿Cuál es el mejor exchange de Bitcoin?

En cuanto al Exchange de Bitcoin, es el lugar en el que podrás comprar y vender las criptomonedas. Son plataformas normalmente centralizadas (aunque hay excepciones, de las que hablamos en nuestro artículo de los mejores exchanges de Bitcoin) que aportan mucha seguridad.

Simplemente, te registras y usas algún método de pago (tarjeta, PayPal) para comprar criptomonedas. Cuando has hecho la compra, esas criptomonedas están en “tu monedero” dentro de la plataforma. Lo pongo entre comillas porque, en realidad, no es tu monedero, sino el del Exchange. De esto hablamos un poco más en el siguiente subapartado.

El caso es que en los exchanges puedes comprar tus criptomonedas con facilidad. Y, aunque ya te indicamos el artículo que tenemos hablando de los mejores exchanges de Bitcoin, nosotros recomendamos dos: Coinbase y Binance.

Coinbase es la plataforma más sencilla de usar y más conocida. Es la más cómoda si eres novato. Tiene menos criptomonedas que Binance (aunque tiene las más importantes) y su comisión es un poco mayor.

Aquí puedes ver nuestra guía de uso de Coinbase y, si deseas registrarte, puedes hacerlo desde el siguiente botón:

Por otro lado, tienes Binance. Binance tiene más criptomonedas y su comisión es un poco menor. Además, permite hacer trading dentro de su plataforma directamente con las criptomonedas. Sin embargo, es más complicada de usar y es china, lo cual siempre genera un poco más de desconfianza por lo que pueda hacer el gobierno chino.

En cualquier caso, también es una muy buena opción. Aquí tienes la guía de uso de Binance y, si deseas registrarte y empezar a operar, puedes hacerlo desde el siguiente botón:

¿Cuál es el mejor monedero frío?

Como decíamos, al comprar tus criptomonedas, se quedarán guardadas en tu cuenta en el Exchange. Sin embargo, en el mundo de Bitcoin, se suele decir que, si no tienes las claves, esos bitcoins no son tuyos. Y en los exchanges no te dan las claves.

Por ello, tan pronto como compras tus bitcoins, tienes que transferirlos a un monedero propio del que sí tengas las claves. De esta forma, tendrás control absoluto de tus criptomonedas y estarán bien protegidas.

Además, ten en cuenta que, históricamente, los exchanges han sido el punto más débil de todo el sistema Bitcoin. Bitcoin y su Blockchain no han fallado jamás, pero los exchanges, como están fuera del sistema de Bitcoin en sí, sí han sido víctimas de hackeos. Y puede volver a pasar.

Por eso, conviene tener tus criptomonedas en tu propio monedero.

Y los mejores monederos de criptomonedas son los monederos fríos. Es decir, sin conexión a internet. Así, el riesgo de que te hackeen es muy pequeño.

¿Y cuál es el mejor Cold Wallet? Pues tienes varios (en nuestro artículo de los mejores monederos fríos hablamos de ellos), pero nosotros recomendamos el Trezor Model T.

Aquí tienes el botón para comprarlo:

Invertir en Bitcoin con CFDs

Lo primero que hay que decir es que, si quieres invertir en Bitcoin a corto y medio plazo, generando una ganancia constante que puedas tener como sueldo o como suplemento a tu sueldo, necesitas hacerlo a través de CFDs.

Esto no es discutible. Simplemente, de lo contrario, no podrás especular con Bitcoin.

¿Por qué?

Pues porque las comisiones de compra-venta de Bitcoin son muy elevadas en los medios tradicionales, y nos impiden obtener rentabilidad por los cambios pequeños en el precio.

En cambio, al operar con CFDs, no tenemos que pagar comisión y, por lo tanto, cada pequeña variación del precio podemos quedárnosla como ganancia.

Además, con los CFDs podremos “ponernos cortos”, lo que significa que podremos apostar a que el precio de Bitcoin va a bajar y, si acertamos, ganaremos una gran cantidad de dinero.

Por último, al utilizar CFDs, podremos operar con apalancamiento. El apalancamiento es un sistema que nos permite operar como si tuviésemos más dinero del que realmente tenemos. De esta forma, podremos operar como si tuviéramos 4000€ con tan solo 1000€, multiplicando nuestras ganancias (y también las potenciales pérdidas, claro).

En definitiva, los CFDs dan una gran cantidad de ventajas a la hora de invertir en Bitcoin y, de hecho, si no los utilizamos, nos resultará imposible hacer trading con Bitcoin.

¿Cuál es el mejor bróker de CFDs?

Ahora que ya sabemos que la mejor forma de invertir en Bitcoin es a través de CFDs, nos falta saber cuál es el mejor bróker para invertir en CFDs de criptomonedas. Y, sin duda alguna, la mejor opción que hay actualmente en el mercado es eToro.

eToro tiene todas las ventajas que hemos mencionado en el apartado anterior, pero, además, dispone de algunas funcionalidades especiales en su plataforma que hacen que operar con ellos sea una auténtica delicia. Es muy cómodo y visualmente sencillo, de forma que sin tener conocimientos podrás empezar a hacerlo con buena ratio de éxito.

Además, tiene la función CopyTrader, que te permitirá copiar a otros inversores, de forma que, aunque no seas un experto, podrás replicar las posiciones abiertas por quienes sí lo son, y beneficiarte de sus aciertos.

Así que, en definitiva, si quieres invertir en Bitcoin para ganar dinero a corto y medio plazo, la mejor forma de hacerlo es a través de eToro.

Aquí puedes ver nuestra guía de eToro y en el siguiente botón puedes registrarte:

Como puedes ver, invertir en Bitcoin es una gran idea, a pesar de que muchos crean que es una burbuja (ya hemos explicado por qué no lo es ni puede serlo). Así que… ¿A qué estás esperando? Sólo necesitas una buena plataforma para hacerlo… ¡Y también te las hemos recomendado!

Artículo anteriorPensamiento divergente y convergente: ¿Qué son?
Artículo siguienteLos 6 Mejores Exchanges de Criptomonedas
El equipo de redacción de MundoMarte, compuesto por especialistas en diversas áreas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí