Cómo tener pies más grandes

Has llegado al lugar correcto si tienes pies pequeños y quieres tenerlos más grandes. Y, ya te lo adelanto: Las cosas tiene sus límites. No vas a conseguir ganar dos tallas de calzado (probablemente, no ganes ni una). Pero sí puedes hacerlos más anchos y de apariencia más grande.

Con los pies no sucede como con las manos, que sí que puedes hacer que aumenten notablemente de tamaño, tal y como explicamos en nuestra guía para tener manos más grandes. Pero, aun así, algo se puede hacer.

Vamos a verlo.

¿Por qué tener pies más grandes?

Lo primero que puede que te estés preguntando es… ¿Y para qué querría yo tener pies más grandes?

Si es algo que nunca te ha importado, la verdad es que puedes pasar completamente de este artículo.

Pero la realidad es que, en general, los pies grandes son más atractivos que los pies pequeños en hombres.

Unos pies grandes y fuertes indican que te mueves, que eres activo, y eso siempre resulta atractivo.

Pero, más importante aún: Indican mayor testosterona y existe cierta correlación con el tamaño del pene.

Cuando estás en el vientre materno, la testosterona actúa haciendo que las extremidades crezcan. Y el pene aquí es considerado una extremidad. El mismo mecanismo que hace que crezcan las manos y los pies es el que hace que crezca el pene.

Por lo tanto, cuanta más testosterona tuvieras durante tu gestación, mayor tamaño de pies, manos y pene tendrás.

Esto, evidentemente, te hace más atractivo a las mujeres, pues ellas prefieren los hombres con alta testosterona y, sí, también prefieren las pollas grandes.

Así que aumentar el tamaño de tus pies te ayudará a causar una mejor impresión en las mujeres, porque te verán como un hombre con más testosterona y, potencialmente, un pene mayor.

Y esto es algo que las mujeres saben inconscientemente. Lo llevan en el ADN. Así que no te creas que es una frikada que no van a entender.

Sí lo harán.

Jóvenes y adultos

Aclarado lo anterior, conviene aclarar otra cosa: Como dijimos, no vas a poder aumentar el tamaño de tus pies hasta el punto de ganar dos tallas de calzado.

Sin embargo, esto puede ser diferente dependiendo de tu edad.

Si eres joven (menos de 21 años), todavía tienes margen de desarrollo.

A partir de esa edad, todo lo que podrás hacer es ganar amplitud. Podrás ganar, también, algunos milímetros de largo. Quizá hasta un centímetro. Pero no mucho más.

Por eso, si eres joven, aprovecha y sigue todos los consejos, porque es algo que vas a agradecer durante toda la vida. Y, si ya eres adulto, pues síguelos de todos modos. A fin de cuentas, menos da una piedra (además, algunos consejos son beneficiosos por otros motivos).

Trucos para tener los pies más grandes

Vamos ya con los trucos y consejos para tener los pies más grandes:

Come bien y sano

Lo primero es lo primero, y lo primero siempre es comer bien y sano.

A fin de cuentas, cuando quieres que crezca cualquier parte de tu cuerpo, necesitas que los huesos, tendones, ligamentos y músculos estén en condiciones óptimas.

Y, para que estén en condiciones óptimas, necesitas darles los nutrientes adecuados.

Y eso se consigue con una dieta variada y completa.

Especialmente si eres joven, esto es fundamental.

Te permitirá sentar las bases para sacar el 100% del potencial a los demás consejos de esta lista.

Ten una buena producción de testosterona y hormona del crecimiento

El siguiente consejos es tener una buena producción de testosterona y hormona del crecimiento.

La testosterona, como hemos dicho, está relacionada con el tamaño de las manos y los pies. Es cierto que, una vez ya estás desarrollado, aumentar tu producción de testosterona no va a hacer que crezcan tus extremidades. Pero, mientras estás creciendo, sí.

Así que, si eres joven, es importante que tengas una buena producción de testosterona.

Y, una vez eres adulto, sigue siendo importante, poque una buena cantidad de testosterona te permitirá tener huesos más fuertes y favorece el desarrollo muscular.

Por tanto, tener buenos niveles de testosterona es fundamental. Te recomendamos echar un vistazo a nuestra guía para aumentar los niveles de testosterona naturalmente para darle un extra a tu producción de testosterona (además, al hacerlo, obtendrás otros muchos beneficios).

La hormona del crecimiento es importante por las mismas razones, aunque sea un poco menos conocida que la testosterona.

La hormona del crecimiento se consigue comiendo bien y durmiendo mejor. Piensa que esta hormona se libera mientras duermes, así que debes descansar bien. Recuerda que nosotros tenemos una guía sobre cómo dormir mejor.

Camina más descalzo (y por más terrenos)

Caminar descalzo es una de las mejores cosas que se pueden hacer para aumentar el tamaño de los pies. Y si, además, lo haces por diferentes tipos de terrenos, conseguirás los mejores resultados.

Yo, por suerte, he podido ir descalzo desde niño y siempre lo he hecho, por todo tipo de terrenos: tierra, arena, suelos, asfalto, hierba… Siempre me ha gustado y me han dejado hacerlo. Así, calzo un 45 midiendo sólo 175 (lo normal midiendo 175 es calzar 42-43).

Por lo tanto, caminar descalzo te va a ayudar mucho a maximizar el crecimiento de tus pies.

Evidentemente, te ayudará más si eres joven, pero también lo hará si eres adulto. Caminar descalzo te obligará a utilizar la totalidad de los pies, los endurecerás, trabajarás todo el rango de sus músculos… En fin, todo son ventajas, tal y como explicamos en nuestro artículo sobre los beneficios de andar y correr descalzo.

Y es normal: Estamos hechos para ir descalzos, no para ir con calzado.

De hecho, sobre el calzado, vamos a profundizar ahora mismo.

Tira tus zapatos apretados y con malas formas

Si, por cualquier motivo, tienes un calzado apretado en tu armario, tíralo.

Si tienes mocasines o estos zapatos de ejecutivo, tíralos ahora mismo.

Mira estas imágenes:

No sólo es que tus pies no crezcan si usas calzado apretado, es que se deforman. Y eso no sólo es antiestético, sino que te va a causar serios problemas de salud.

Si tienes que ir calzado, lleva unas zapatillas de deporte cómodas, anchas y con las que puedas mover cómodamente los dedos.

Si tienes la sensación de que no puedes mover los dedos con libertad, tienes que cambiar de calzado.

No sacrifiques tu salud por una supuesta estética que no es tal. No eres una mujer.

Corre (a poder ser, descalzo)

Correr es muy positivo para los pies y hace que crezcan de forma notable, porque les exigimos mucho más y los estresamos más. Evidentemente, si mezclamos esto con el ir descalzo, el resultado es excepcional.

De hecho, ya viste en la foto de arriba cómo son los pies de una persona que lleva toda la vida corriendo descalza.

Quizá no te parezcan bonitos, pero así es como deben ser unos pies. Grandes, abiertos, con buena superficie… Esos son unos pies sanos.

Así que, si corres media horita al día descalzo por diferentes tipos de terrenos, conseguirás unos pies mucho más saludables y grandes.

Como siempre, conseguirás más resultados si eres joven. Pero también los conseguirás siendo adulto.

Por cierto: Corre, pero no te pases. Recuerda que, como contábamos en nuestro artículo sobre cómo y cuánto cardio debería hacer un hombre, hacer demasiado cardio puede tener un efecto negativo en tu producción de testosterona. Y no queremos eso.

Ejercita tus pies

Los pies tienen más funciones que aguantarte de pie, ¿sabías?

Piensa en lo bien que usan los pies los monos, para los que, prácticamente, son otro par de manos.

Evidentemente, no somos monos, y cientos de miles de años de evolución nos han hecho perder esas capacidades en los pies.

Pero no las hemos perdido totalmente. Seguimos teniendo movilidad en los dedos de los pies e, incluso, tenemos movilidad independiente. Podemos mover, al menos, el dedo gordo con independencia de los demás dedos.

El problema es que nunca lo ejercitamos. Y, como todo lo que no se ejercita, se atrofia.

Pues bien, la clave aquí está en ejercitar más a menudo esas capacidades de los pies que no utilizamos de forma habitual.

¿Cómo?

Por ejemplo, cogiendo cosas haciendo pinza con los dedos, caminando de puntillas, moviendo con gran amplitud los dedos… Incluso puedes utilizar gomas de pollo para agregar resistencia y mejorar los ejercicios, como harías con cualquier otro músculo.

Esto último no es muy necesario, en mi opinión, pero lo que quiero que veas es que, aunque normalmente no aprovechas todo el potencial de los pies, en realidad, podrías hacerlo.

Simplemente, ejercítalos más.

Finge

Por último, puedes fingir.

Quizá tengas los pies pequeños, pero puedes comprarte un calzado una o dos tallas más grandes y utilizar algún relleno.

Puede que pienses que vas a parecer ridículo porque tus pies no se corresponden con tu altura. Pero, recuerda, yo tengo dos tallas más de las que, en teoría, debería tener por altura. Y es así de forma natural.

Así que, tranquilo, no vas a parecer un payaso por añadirte una o dos tallas.

Tampoco te van a “descubrir”, porque no te van a pedir que te descalces y, si te descalzas delante de ella, en general será porque os estáis desnudando, así que la atención no estará en tus pies.

Y, además, tampoco es como que a simple vista se vea muy claro si unos pies son pequeños para cierto calzado o no.

Y, para terminar, si se diese cuenta y te dijera algo, le dices que estás más cómodos porque puedes mover más los dedos de los pies y listos.

Ahora bien, también te digo que yo, personalmente, no usaría esta estrategia. Prefiero estar a gusto con mi cuerpo y no andar fingiendo.

Pero es una posibilidad y, como tal, te la menciono.

Y hasta aquí llegan los consejos para tener pies más grandes. Como puedes ver, quizá no consigas tener unos pies enormes, pero sí podrás conseguir unos pies más grandes, voluminosos y fuertes, lo cual te hará más atractivo (¡las mujeres se fijan mucho en los pies!).

Artículo anteriorBeneficios del yoga en hombres
El equipo de redacción de MundoMarte, compuesto por especialistas en diversas áreas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí